El confinamiento deja su huella en la contaminación

Siguiendo los patrones observables en los otros países afectados que aplicaron un confinamiento estricto como China e Italia, los niveles de contaminación en España han caído de manera notable.

Los cambios se hicieron muy presentes sobre todo en las grandes ciudades que sufren más la contaminación a causa del tránsito, Madrid y Barcelona presentando caídas bruscas en el nivel de contaminación por dióxido de nitrógeno en los primeros días del estado de alarma continuando su descenso hasta mínimos históricos, según GreenPeace.

El confinamiento por el virus no es una solución contra la contaminación

Los expertos advierten que el fin de la crisis del coronavirus traerá en cambio una vuelta a la actividad con efecto rebote, y la aceleración de actividades con el fin de recuperación económica podría subir la contaminación hasta niveles superiores a los previos al confinamiento.

La salida del confinamiento un peligro de alta contaminación

Es muy claro que el cambio en los niveles de contaminación no es a causa de mejoras en las actividades sino a causa del cese de actividades por el virus, pero no deberíamos olvidarnos del cambio climático una vez pasada la crisis, mientras se intenta reactivar la economía y no deberíamos restarle prioridad a la aplicación de medidas medioambientales en las actividades económicas, industriales y energéticas.

 

Recordamos que mantenerse al tanto del marco de las leyes que gobiernan la actividad empresarial es vital para las empresas sobre todo las pequeñas y medianas empresas que se pueden ver ahogadas por las sanciones que les pueden afectar por el incumplimiento de las leyes medioambientales.

Por eso siempre recomendamos que busquen el asesoramiento legal antes de emprender actividades que pueden ser reguladas por las leyes medioambientales.

Contacta con nosotros para cualquier duda relacionada con el derecho medioambiental.